SOUVENIRS DE MALLORCA

Hacía mucho tiempo que no iba a Mallorca y a pesar de haberla echado mucho de menos   aquí en Canada, me ha vuelto a sorprender la fuerza dulce que siento cuando estoy en  la isla.  Quizas los mallorquines no estén conscientes de esa energia, sin embargo la mayoria de ellos no cambiaría su isla por nada del mundo.

Que es lo que me hace sentir en harmonía con un lugar? En Mallorca creo que he sentido la sintonía que existe entre los elementos exteriores e interiores.  Cerca del mar, andando por pequeños caminos, sintiendo el calor del sol y del viento en la piel, estoy en mi elemento o mejor dicho en mis elementos: el fuego, la tierra, el agua, el aire y el espacio. Mis sentidos se despiertan al sentir los olores del romero, la lavanda o la ruda y mis ojos se llenan de luz.  Y en ese espacio luminoso y lleno de vida me reconozco y recuerdo lo que soy.

Al partir tuve el regalo de la luna llena, la Dama blanca que vino a despedirme a medida que el barco se alejaba de la isla.  Me divertí cambiando de cubierta: de un lado el sol acostándose, del otro la luna enorme levantándose.

De vuelta en Montreal el viento mueve las ramas de los pinos enfrente de mi ventana y no parece el mismo que agitaba dulcemente las hojas de las encinas y los olivos.  Ahora el cielo esta nublado y gris y me siento desconectada.  Hecho de menos la dulzura del Mediterráneo.  Es esta añoranza apego al pasado o quizás la inteligencia de mi cuerpo que reclama la sintonía con los elementos?  Todas las técnicas psicológicas y las enseñanzas espirituales coinciden que el secreto de la felicidad esta en vivir en el presente.  Como estudiante de Yoga conozco bien esta lección que hay que practicar no solamente en clase sino constantemente: el pasado pasado está y el futuro por venir.  Lo unico que nos queda es el momento presente asi que agárrate fuerte al aqui y al ahora.  Recuerdo las palabras de mi maestro de Zen, Philip Kapleau: ‘cuando hace calor, siente el calor plenamente; cuando hace frio, siente el frio plenamente’.  Esta es la clave del bien estar, esté donde esté, en cualquier circunstancia. El recordar una y otra vez estos consejos es lo que se llama la práctica espiritual.  La recompensa de esta práctica no tarda en llegar: un sentimiento de gratitud hacia la vida que a veces tiene aspecto frio y gris y otras cálido y luminoso.  Gratitud hacia el espectaculo que la vida nos ofrece,  cambiante,  impermanente, unico y siempre bello.

About suryasanmiguel

I'm a Yoga teacher and educator. I was born in Madrid, Spain and came to Canada in the 70's to study but remained here. I received a degree in Education from McGill University. In my student's years I had the good fortune of meeting my Zen teacher, Roshi Phillip Kapleau and I studied with him for 15 years attending numerous retreats. In 1988 I was also very fortunate to meet Swami Vishnudevananda at the Sivananda Yoga Camp in Quebec where I became a certified Yoga teacher My interest in Budhism and Hinduism also led me to meet several Tibetan Lamas and study their teachings and traditions. I live presently in Montreal, Canada but travel frequently teaching Yoga and giving workshops and lectures on spiritual related topics.
This entry was posted in Posts. Bookmark the permalink.

One Response to SOUVENIRS DE MALLORCA

  1. Sylvie Fafard says:

    Muy interesante. Gracias Silvia,
    Sylvie

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s